Archivo para 25 octubre 2008

Inces inaugura dos talleres para formación de mecánicos automotrices en Táchira

 

Inces inaugura dos talleres para formación de mecánicos automotrices en Táchira

San
Cristóbal, 24 Oct. ABN.- Con capacidad para más de 900 alumnos, fueron
inaugurados este viernes dos talleres de formación de técnicos en
mecánica automotriz, en San Cristóbal, estado Táchira.

La gerente estadal del Instituto Nacional de Capacitación y
Educación Socialista (Inces) Táchira, Nancy García, informó que además
de los talleres de automotriz fueron instalados cuatro laboratorios de
neumática, hidráulica, instrumentación de máquinas y mecanizados.

“Estos talleres son los más modernos del país y serán importantes
para la formación de los nuevos misioneros que se conectarán al mundo
industrial”, indicó.

Dijo que los talleres serán abiertos en enero, cuando se inicie
otra etapa de formación de nuevos integrantes de la Misión Che Guevara.

“Tenemos capacidad para formar simultáneamente a unas 900 personas
como parte los nuevos proyectos que adelanta el Gobierno en el
desarrollo de empresas socialistas”, apuntó.

Señaló que la inversión hecha para la construcción sobrepasó los 3 millones de bolívares fuertes.

“Utilizamos tecnología taiwanesa, alemana y de otros países asiáticos”, afirmó.

Sostuvo que los talleres de mecánica automotriz contarán con un espacio para la latonería y pintura.

”Los muchachos que ingresan a la institución salen capacitados para
dar soluciones a las personas con vehículos y la apertura de nuevos
empleos en comunidades” resaltó.

Anuncios

Los talleres los prefieren sin seguros

Los talleres los
prefieren sin seguros

08 de Octubre de 2008
 | Referencia: Referencia: El Mundo

Como
algunos las prefieren rubias y otras los escogen altos, a los talleres
mecánicos les gustan los particulares… y no se trata de un nuevo estado
civil, sino que a la hora de emitir citas para reparaciones, los profesionales
de las tuercas se inclinan a trabajar con clientes que no tengan carros
asegurados.

La situación involucra a un mediano grupo de actores que por diferentes
factores críticos han presionado las listas de espera, multiplicándose los
casos dónde los clientes deben aguardar hasta un año, para ver sus carros
reparados.

La mínima oferta de repuestos y autopartes importadas, la tardanza que dicen
los talleres presentan las compañías de seguros a la hora de cancelar las
reparaciones, y por último, los procesos burocráticos a los que se deben
someter los usuarios a la hora de un siniestro, se confabulan en contra de los
tiempos de respuesta.

POR LA PARTE DE LOS TALLERES
Según el dueño de un taller mecánico, que por protección a su negocio prefirió
no revelar su identidad, el 90% de los establecimientos de este tipo ya han
cerrado sus citas para este año, si el cliente quiere que el seguro cubra las
reparaciones. Incluso se han empezado a otorgar cupos para abril del 2009.

El entrevistado confesó que el tema principal es la fuerte escasez de repuestos
que azota al mercado. "Los carros de fabricación china pueden pasar hasta
un año parados esperando una pieza. Las importadoras han mostrado problemas a
la hora de recibir los dólares de Cadivi".

Por otra parte, la fuente señaló que los llamados baremos o tarifas que
cancelan los seguros por concepto de mano de obra, no han sufrido incrementos
durante este año y esta es otra de las razones por las cuales los mecánicos han
preferido deslindarse de la relación comercial que los ataba a las
aseguradoras.

En un recorrido realizado por El Mundo por un considerable número de talleres,
tanto encargados, mecánicos y dueños, acordaron con que las tardanzas en los
pagos y las tarifas bajas, hacen poco atractiva la relación comercial.

Jackeline Rada, encargada de un comercio de este tipo sentenció que "los
seguros se tardan en pagar de tres a cuatro meses, cuando son buena paga. Para
aceptar un carro asegurado, la compañía debe mandar los repuestos y tampoco
trabajamos con todos los seguros".

Al respecto de esto José Manuel González, presidente de la Cámara Nacional de
Talleres Mecánicos (Canatame) explicó que, el colapso que presentan los
establecimientos que el representa con respecto a los clientes asegurados,
también tiene que ver con los pocos talleres que están asociados con compañías
protectoras de riesgo.

"Existen 18.000 talleres a nivel nacional y de esos a lo sumo 500 trabajan
con clientes con pólizas, es muy tardado laborar con seguros".

González informó que han solicitado a la Asamblea Nacional realice una
investigación, pues sospechan que este obrar de las aseguradoras tiene que ver
con "un proceso dilatorio que retarde las indemnizaciones".

El cliente que sufre un siniestro tiene un máximo de cinco días para reportarlo
ante las compañías y después de ese momento las aseguradoras cuentan con 30
días para realizar las indemnizaciones. "El tema es el siguiente, el
siniestrado se dirige al centro de inspección de la compañía, le dan una orden
que autoriza la reparación y allí es cuando se inicia el vía crucis: el
asegurado debe ir, lista en mano, visitando los talleres afiliados, para
descifrar cual de ellos puede atenderlo", precisó el presidente de
Canatame.

González explicó que en específico lo que están demandando es la eliminación de
este proceso.

"¡Que el cliente pueda llevar el carro al taller de su preferencia!".

Por otra parte, el dirigente gremial enumeró ciertos aspectos que según el dilatan
aún más los procesos. "Las compañías tardan entre tres y cuatro meses
-aunque puede ser mucho más- en conseguir los repuestos, porque además de estar
presente una escasez de piezas mecánicas, estas operan con muy pocos
proveedores. Para ser el proveedor de una compañía de seguros debes darle
crédito, igual para ser taller afiliado y muchos no están dispuestos a eso.

Entonces es cuándo yo me pregunto, ¿por qué el micro empresario, debe financiar
al grande?", sentenció el representante.

EN EL LADO DE LOS SEGUROS
Pero las aseguradoras, como es obvio, también tienen sus opiniones con respecto
a todo este "despelote" que se ha formado en los talleres.

Al ser abordado sobre el cierre de operaciones por este año, que han puesto en
práctica los establecimientos donde se reparan carros, Gonzalo Lauría Alcalá
presidente de la Cámara de Seguros (Camaraseg), opinó, vía electrónica, que
"el problema de que no se le den citas a los clientes con seguros, o que
estén agotadas, se debe al crecimiento en el parque automotor, el cual no se ha
visto acompañado por un crecimiento en la oferta de servicios de reparación de
vehículos y se complica por la dificultad de conseguir los repuestos en el país
que son necesarios".

Lauría prosiguió explicando que "en consecuencia, nosotros deberíamos
abogar para que se le den incentivos para invertir (al sector mecánico), con
toda la cooperación de parte del sector asegurador y porque se agilicen los
trámites de importación de repuestos para mejorar la oferta, todo esto, para prestar
un mejor servicio, talleres y compañías de seguros, al menor costo posible, en
beneficio de los asegurados y clientes".

Adicionalmente, el presidente de la Camaraseg recordó que durante los últimos
tres meses del año, los talleres comienzan a planificar sus vacaciones
colectivas y por lo tanto toman previsiones para el cierre correspondiente.

Al retomar el tema de las tardanzas en cuanto a despacho de repuestos y pagos a
los talleres, el vocero de las compañías de seguros dijo que los retrasos no
tienen que ver con los procedimientos utilizados en las compañías, sino más
bien con el desabastecimiento del mercado de los repuestos.

"Hoy en día, a fin de facilitar la reparación de los vehículos las
compañías dan todo tipo de opciones; que los asegurados compren los repuestos,
que los talleres los consigan, que un proveedor se los facilite a los talleres
o asegurados con el compromiso de pago de las compañías y en muy pocos casos
que la propia compañía tenga que comprar el repuesto y hacérselo llegar al taller.
Todo esto, se podría simplificar si hubiese una oferta adecuada de repuestos
con precios estables y conocidos. Por otra parte, la dificultad de conseguir
cupo en los talleres la hemos venido atendiendo con un mayor acercamiento entre
talleres y compañías de seguro y relaciones comerciales cada ves mas claras y
equitativas".

En cuanto a las indemnizaciones Lauría aclaró que el plazo de 30 días impuesto
a las empresas "se calcula a partir de la fecha de recibo del último
recaudo necesario por parte de la aseguradora.

Sin embargo, se requiere diferenciar las indemnizaciones que sólo aplican a los
asegurados, mientras que las reparaciones de autos se refieren a honorarios
profesionales y cuyo finiquito es objeto de prácticas diferentes por cada una
de las empresas".

Finalmente indicó que "las compañías de seguros estamos todas obligadas
por Ley a cumplir con los plazos establecidos y esto está garantizado con la
supervisión efectiva de la Superintendencia de Seguros".

Y LOS REPUESTOS…

El presidente de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores
(Favempa) defendió el abastecimiento de partes mecánicas, o por lo menos las de
fabricación nacional.

"Es importante diferenciar las categorías, pues los que están presentando
mayores problemas son los repuestos importados. La industria nacional está en
capacidad de producir y cumplir con sus clientes satisfactoriamente. De hecho,
desde mayo empezamos a sufrir una reducción en las ventas. Los primeros cuatro
meses fueron de crecimiento, pero luego experimentamos una caída que promedia
10%".

Las partes que se realizan en suelo patrio son conocidas como "las de
mayor índice de reposición", como amortiguadores, neumáticos, frenos,
baterías, ruedas de aluminio, hierro y acero, radiadores, entre otros.

Lo que es evidente es el desencuentro entre talleres y seguros. Mientras esto
pasa, el cliente o espera o se olvida de su relación con la aseguradora.

 

http://www.entornointeligente.com/resumen/resumen.php?id=740122%27)%22